El acrónimo CBCT, tiene su origen en el inglés Cone Beam Computed Tomography, o lo que es lo mismo Tomografía Computerizada de Haz Cónico, haciendo mención a la forma de cono que tiene la fuente de emisión del haz de Rayos X, y que es la diferencia fundamental con el TAC convencional.

Con la tecnología CBCT, al emitir el haz de Rx en forma cónica, con una única rotación de 360 grados, se expone toda la zona a explorar y se consiguen todos las proyecciones necesarias para crear finalmente la reconstrucción tras el proceso de computerizado.
Las proyecciones las recibe un sensor plano (Flat panel) y de su calidad depende significativamente la imagen resultante.

Además la resolución de la imagen resultante es isotrópica, es decir que el voxel, unidad mínima de información, es igual en dimensión en los 3 ejes del espacio, dando lugar a imágenes sin distorsión ni magnificación (escala 1.1).

Así pues los beneficios de los escáneres 3D CBCT serán:

Baja dosis de radiación: la dosis efectiva recibida sería parecida a la recibida en una panorámica, y hasta un 90% más baja que la que se produce en un TAC convencional.
La dosis recibida en un TAC equivale a la recibida en 75 CBCT.
1 TAC=75 CBCT

Posición cómoda para el paciente: la prueba se realiza con el paciente sentado o de pie en un ambiente no claustrofóbico, y en un aparato similar al ortopantomógrofo.
El paciente en todo momento estará controlado por el personal del centro durante la realización de las pruebas.

Rapidez en la realización:
Las imágenes se obtienen en unos 15 segundos, y se procesan en 30 segundos.

Calidad y compatibilidad de las imágenes procesadas:
Las imágenes obtenidas en los 3 ejes del espacio, producen reconstrucciones tridimensionales de alta calidad a tamaño real y con resolución submilimétrica. Además compatibles con los programas informáticos más importantes de planificación de cirugía guiada de implantes (simplant, nobel guide, nemoscan…)

En nuestro centro hemos decidido incorporar el equipo PROMAX 3D MAX de PLANMECA, por ser el escáner con mayor precisión y calidad del mercado, tanto en imagen digital a través de su visualizador Romexis, como en película impresa en alta calidad a través de Dicom.